+34 981 558 883

Reserva Online

Precio minimo garantizado

Reserva Online

Smart Boutique Hotel San Bieito y el universo de las librerías

03/06/2015

Intento tratar a los libros como ellos me tratan a mí, es decir, de hombre a hombre. Los libros o son personas o no son nada. [… ] En cuanto se quiere buscar una utilidad utilitaria a la literatura se la ve languidecer, encogerse y perecer. Una librería es ese lugar gratuito y perfecto que no puede servir para nada.

CLAUDE ROY. El amante de las librerías.

 

El hotel San Bieito de Santiago de Compostela se presenta con un nombre y muchos apellidos. San Bieito, siguiendo la costumbre de adoptar el apelativo del barrio, calle o cantón en el abre sus puertas, hace alusión a donde les atendemos: en el Cantón de San Bieito. 

Nuestros apellidos, esto es “Smart Boutique Hotel Literario” nos explican ante todos ustedes. Somos un hotel Boutique, por lo que reunimos lo mejor de los servicios de un hotel con el trato personalizado y cercano de los pequeños establecimientos; tenemos una vocación de servicio artesanal. 

Lo de Smart viene  porque integramos en nuestra oferta varios avances tecnológicos pensados para poder ofrecer una experiencia personalizada y cómo a todos nuestros clientes, un hotel inteligente por concepto: disponemos de una maquina exterior para check in automático, ofrecemos tablets a nuestros clientes, y nuestras habitaciones se identifican con u  poema  a través de códigos QR. Pero nuestro pequeño orgullo, nuestro apelativo cariñoso es el de Literario. 

En principio nos colocamos este nombre porque el hotel está abierto en la que fue la casa de nacimiento de Manuel Murguía, de quien hablaremos  en una próxima entrada pero si hay algo que nos une a la tradición literaria de Santiago de Compostela es el amor por las librerías; quizás porque trabajamos para ofrecerles un tiempo de ocio muy lejos de todo lo productivo, entendemos tan bien el espíritu reconfortante, hedonista y amable de las librerías.

La realidad de las librerías es mutante, mutable e inestable. La vida contemporánea engulló uno de los espacios/inventos que definieron la vida moderna –junto al jabón, el cinematógrafo, los medios de transporte mecánicos y las botas de goma--  y la discusión sobre los libros se inclina más hacia el soporte en el que se editan que sobre lo que está escrito en ellos: ¿Alguno más está cansado de la eterna discusión entre e-book o libros tradicionales?

Los dos están muy bien. Fin de la discusión.

Como decimos, el espacio que ocupan las librerías en una ciudad es otra cosa. Son como capsulas del tiempo en el que dejamos de sentir el fluir del tiempo, que es la velocidad de nuestra vida. No se pueden resumir en una imagen que uno saca con el Smartphone y, como si nada hubiese pasado,  sigue a otra cosa. 

Las librerías se escapan a los circuitos en los que se inscribe nuestro pasar por las urbes: no son ni una autopista, ni se piensan como los senderos de  un parque o las calles de un barrio de negocios diseñado por algún urbanista entregado a la eficiencia; tampoco nos ofrecen una relación con otro virtual ni nos enseñaran un mundo que se resuma por vídeos de cinco segundos o sentencias de ciento cuarenta caracteres. Las librerías solo tienen sentido cuando las recorremos y entendemos su universo de títulos, sus trucos y sus secretos. Se llenan de una determinación fresca y juvenil cuando dejamos los minutos y la vista descubriendo títulos y autores en los lomos de cada ejemplar.

 ¿Sabían que la comunidad autónoma de Galicia es la que más librerías tiene por habitante? Es verdad que el tiempo es relativo y que no pasa a la misma velocidad en todos los lugares. Algo se agarra al territorio y será que la dispersión tradicional de Galicia, o las dificultades para ir de un lugar a otros que se prolongaron hasta casi el siglo XXI hizo necesario este espacio en el que recurrir al mundo. 

En el Smart Boutique Hotel Literario San Bieito nos siguen fascinando las historias de las librerías, esas que son una pieza de mueso en sí mismas o aquellas que se han ido adaptando al paso de los gustos del público y ofrecen más cómics, dispositivos electrónicos o videojuegos, pero de alguna manera queremos transmitir esa experiencia única de crear un universo propio, de vivir Santiago de Compostela a través de nuestro hotel y servicios. Que su estancia aquí sea lo más enriquecedora porque está ligada a ustedes mismos, no a una agenda o un plan. 

Algo de lo Literario que siempre queda.

En el próximo capítulo, les acompañaremos en nuestra ruta secreta por las librerías de Santiago de Compostela

No se lo pierdan.

Comentarios