+34 981 558 883

Reserva Online

Precio minimo garantizado

Reserva Online

Santiago de Compostela en tres tiendas

30/07/2015

Si vamos de compras en un lugar que no conocemos, ¿debemos conformarnos con los lugares conocidos, con esos establecimientos siameses, unos pegados a otros repitiendo los mismo colores, las mismas marcas, las mismas promesas? Podemos hacerlo, porqué no, pero tampoco hay que caer en la resignación. Una parte de las historia de la ciudad se cuentan en los establecimientos que aunque lleven abiertos más o menos tiempo, apuestan por darle personalidad y ofrecer cosas que solo podrás encontrar ahí, como la tienda en la que compran al Mogwai. Hoy repasamos algunas de las tiendas por las que hay que echar un vistazo por esos establecimientos en los que, por lo menos, hay que echar un vistazo. No distinguimos entre géneros a la venta: Santiago de Compostela en tres tiendas. 

Sombrerería Iglesias: situada en la rúa do Vilar, segunda calle de Santiago de Compostela y hogar de un buen número de comercios fascinantes que hoy ya no existen como la librería Galí o anticuarios legendarias, esta sombrerería causa admiración entre todos los que pasan. No es para menos. Llámennos nostálgicos o románticos pero la idea del comercio “de un solo producto” cuenta con un rincón cálido en nuestro corazón. Este establecimiento cuenta con un gran surtido de sombreros, boinas y gorras y sobre todo, con un conocimiento del género y la clientela arraigado en su larga historia. Un comercio centenario que resume su experiencia en un lema que resulta ser un buen consejo: “Si no lo usa, no lo compre”. Y poco más que añadir. Bueno, sí. Ahí encontramos un amplio surtido de boinas Elósegui, un remedio clásico y moderno que siempre está ahí para protegernos del frío o del calor extremo.

Sombrerería Iglesias, Santiago de Compostela

La Barakita: otro enclave con historia en la rúa do Vilar. Aunque no tiene tantos años de servicio como la sombrerería Iglesias, las sorpresas que nos podemos llevar explorando su interior merecen un pequeño paseo por su interior. La Barakita está especializada en rescatar mobiliario, decoración y joyería vintage. Bisutería de los años cincuenta, sillas de oficina de diseño industrial de los años cincuenta, modelos de anatomía humana hechos en materiales macizos, todo el estilo osado y elegante de inspiración art decó. De las deudas con el estilo rompedor de  los años veinte quedan, repetimos, la joyería vintage. Un repaso por el catálogo de metales añejos y combinaciones de colores osadas y perfectas nos pueden dar una idea de lo que se está hablando aquí.

La Baratika, Santiago de Compostela

Galería Sargadelos: si la modernidad es lo fugaz, lo transitorio o lo contigente, el arte mueble generado en la factoría Sargadelos y vendido en esta galería de la rúa Nova solo puede ser llamado vanguardia de la mejor clase: aquella que cuando alcanza sus objetivos, se disuelve entre la normalidad permanente y nos resulta tan familiar como ver salir el sol por el oeste. Lo que es convertirse en un de toda la vida. El proyecto que alumbró el Marqués de Sargadelos en el siglo XIX para industrializar el norte de Lugo conoció una vida completamente nueva en la segunda mitad del siglo XX con la dirección del intelectual galeguista Isaac Díaz-Pardo. La cerámica de Sargadelos, extendida ahora al norte de A Coruña también, apostaron por un diseño original inspirado en los  diseños entroncados con motivos abstracto-geométricos tomados del románico y del barroco gallegos, o las formas que, de algún modo, guardan un paralelismo con el simbolismo formal del arte románico.

Galería Sargadelos, Santiago de Compostela

El resultado es una cerámica de calidad, distinguida, original sin ser chillona y enlazada con el cariño de la gente. Un símbolo cariñoso que llevarse de Santiago y Galicia.

Comentarios