+34 981 558 883

Reserva Online

Precio minimo garantizado

Reserva Online

Dónde ir si pasas Halloween en Santiago de Compostela

27/10/2015

Una tradición un poco importada, un poco autóctona pero que promete diversión. Si queréis disfrutar de Compostela en modo otoñal, el puente de Todos los Santos aporta esa aura de misterio que hace de la experiencia compostelana algo aún más inolvidable: antiguos cementerios reconvertido en parques llenos de bruma, locales con fiestas temáticas de Halloween, delicias gastronómicas y la oportunidad de comprobar que en Santiago la lluvia es arte. Estos son algunos de los motivos por los que visitar Santiago de Compostela en el Día de Difuntos.

Fiestas temáticas: muchos locales de la zona vieja de Santiago celebran fiestas de Samaín, la versión autóctona de Halloween. Algunas de ellas son de disfraces y en otras son los dueños de los locales los que se conforman con decorar las paredes de bares y pubs. Caminar entre las calles de granito y niebla ya resulta evocador pero puede ser aún más divertido si nos encontramos una fiesta que homenajea a Tony Rocky Horror Show, el mítico musical freak, como es el caso del pub Atlántico. El jueves se hará una proyección interactiva del filme en la que los espectadores, además de estar disfrazados como los protagonistas, pueden cantar o completar los diálogos de la película ¿Que no os sabéis los diálogos? No pasa nada, en el pub Atlántico proveerán de chuletas y guiones para todos. Habrá premios y degustaciones gratuitas para los caracterizados. Otro mítico pub de la zona monumental compostelana también se prepara una celebración de Samaín: el pub Embora espera con decoración y disfraces la noche de Difuntos. Se trata de un local en el que disfrutar de música variada, desde el rock clásico hasta el dub o el ska y que dispone de una terraza discreta y tranquila en la que charlar y disfrutar de unas bebidas. 

Postres de Difuntos (y un poco de marisco): lo de tallar calaveras puede que sea una costumbre importada pero lo de atiborrarse de osos de santo sí que es una auténtica tradición gallega. Son pequeños canutillos de masa rellenos de crema dulce y que se elaboran durante estos días.  Los golosos tienen una cita con uno de los postres que anticipa la gula navideña. Están disponibles en muchas de las pastelerías de la ciudad, como la confitería Caylo, a pocos metros del hotel Hotel Bonaval, ofrece este delicado y exquisito postre. Un dulce recuerdo de Compostela. Antes de lanzarnos a por el dulce, hay que recodar que si existe un momento para disfrutar del mejor marisco del año. En los meses de octubre y noviembre las capturas de moluscos y bivalvos son más abundantes y sabrosas y aún pueden disfrutarse a un precio razonable, así que no dejen de visitar el mercado de Abastos o los restaurantes de la ciudad para disfrutar de una de las excelencias gallegas por antonomasia.

El encanto del otoño en parques de la ciudad: no hace falta recordar que el hotel Bonaval abre sus puertas cerca al convento de San Domingos de Bonaval, edifico que alberga al Museo do Pobo Galego, y está enfrente al parque homónimo. Este parque era un antiguo cementerio en el que se enterraban los religiosos de la orden dominica y algunos de los notables de la ciudad. A finales del siglo pasado el arquitecto portugués Álvaro Siza remodeló y e integró en la ciudad el antiguo conjunto fúnebre. Aún se conservan espacios funerarios, ahora integrados como parte del circuito y se puede disfrutar del ábside gótico de San Domingos de Bonaval. Un escritor francés nos recordaba que los cementerios son el último jardín sagrado en la cultura occidental y que un paseo entre lápidas y tumbas guarda aún la solemnidad que se pierde en otros espacios. Aunque no se trate de un camposanto en activo, sí que es un lugar para visitar en otoño, cuando la bruma acaricia Santiago y nos sorprende pensando en el vuelo de los estorninos o en lo que haremos en la siguiente hora.

Comentarios